Consejos Lo más leído No te pierdas...

Cómo salir de WhatsApp y no morir en el intento

Seamos sinceros, ¿nunca te has planteado desinstalar WhatsApp y dejar de usarlo?. Estoy seguro, segurísimo que sí, alguna vez seguro que esta idea loca pasó por tu mente.

Dos jóvenes miran sus móviles en una plaza

Qué libertad digital sería eh! Imagina, todas las personas con las que casi sólo hablas vía mensaje de texto o audio, de repente desaparecerían de tu vida ¿no?

Móvil mostrando estado de WhatsApp

Pasarías a un modo silencioso, las notificaciones en tu smartphone se reducirían drásticamente, tu teléfono funcionaría algo mejor, claro, no sólo desinstalas una App, sino que dejas de ocupar espacio con gifs, memes, vídeos y audios que no valen para nada, dejarías de ir acumulando copias de seguridad y bases de datos sobre todo lo que envías y recibes por WhatsApp, vamos, te quitarías literalmente un peso de encima, pero…

Pero no, no es tan fácil, parece que WhatsApp vino para quedarse, y no, no estoy de acuerdo con esta afirmación aunque la haya escrito yo, de hecho, voy a hacer la prueba, y no, no porque necesite aligerar peso en mi smartphone o necesite liberar recursos, tampoco porque quiera silenciar a nadie, lo voy a hacer porque quiero hablar con las personas con las que mantengo contacto, me gusta y me seduce más la idea de interactuar en tiempo real, y no, por mucho que un mensaje de audio llegue al instante, llega con retardo y no hay opción de interactuar, sólo puedes enviar otro mensaje de audio como respuesta.

Vale, puedes usar la opción de responder para llevar una «conversación» ordenada dentro de WhatsApp, pero sigue siendo demasiado impersonal.

Me he cansado de sentarme en una cafetería y ver a mi alrededor a decenas de personas rodeadas de personas cuyas cabezas están inclinadas hacia abajo los grados justos para mirar las pantallas de sus móviles.

Me he cansado de ver como tiene más importancia contestar rápido un WhatsApp que mantener una conversación con la persona con la que estás hablando de cuerpo presente.

Me he cansado de leer mensajes que requieren respuesta urgente como si yo fuese el supervisor del 112

Me he cansado de la falta de empatía en grupos escolares, de la falta de sentido común al interpretar mensajes escritos que se mal interpretan no por mala fé de quién lo escribe, sino por la subjetividad del estado de ánimo de quien lo lee.

Si, me he cansado de WhatsApp y me paso a Telegram, lo que no sabría decirte es cuánto tiempo permaneceré en esta otra app de mensajería ni si seré capáz de salir de ella y entonces provocarle a mi móvil un ictus al no tener instaladas ninguna de estas dos apps come tiempo y tan absorventes en nuestro día a día.

Vuelvo al email como medio inmediato, y no descarto volver al papel y boli, sobre y sello y a la correspondencia tradicional, esa que hoy al abrir el buzón sólo se muestra en modo de recibos y gastos, a veces, encontrar una carta te puede alegrar el día, y hoy esto te alegraría casi una semana.

Sello de lacre

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    1
    Hola!
    ¿Quieres un 15% de descuento?
    Sólo tienes que contactarme vía WhatsApp
    Powered by